Desde su creación, Automóvil Club de Chile ha trabajado en tres grandes ámbitos: los servicios a los socios, la movilidad segura y la promoción del turismo en nuestro país.

En sus 88 años de historia, la que fue una pequeña asociación de aficionados al automóvil ha evolucionado hasta convertirse en una gran entidad de servicios que no ha perdido nunca de vista sus orígenes.

Los pioneros del automóvil que se aventuraban por caminos de tierra con máquinas de escasa fiabilidad mecánica encontraron en el Automóvil Club de Chile una ayuda imprescindible. El Club, en los primeros años de la década de los 30, no sólo proporcionaba asistencia a los conductores, también arreglaba caminos, instalaba indicadores de dirección y organizaba competiciones automovilísticas como forma de promover este medio nuevo de locomoción y favorecer sus avances técnicos.

Con presencia permanente en los principales órganos internacionales del sector, sigue prestando una ayuda inestimable a los conductores y a sus familias en muchos ámbitos que hoy en día van más allá de las carreteras: en los viajes, en el hogar, en la salud, en la actividad laboral y en los momentos de ocio.

Y también pone al servicio de toda la sociedad su experiencia para mejorar las carreteras, los automóviles y la formación de los conductores con iniciativas y campañas que contribuyen a salvar vidas y ayudan a proteger el medio ambiente.

1er Directorio de Automóvil Club de Chile constituido por: Presidente Sr. Amadeo Heiremans, Vicepresidente Sr. Vasco de Larraechea Herrera, Secretario Sr. Oscar Concha Molina, Tesorero Sr. Juan B. Blurton, Directores Sres. Ramón Gumucio, Jorge Cruz Pizarro y Enrique Kaulen Ossa. Octubre, 1928.
Nuestros objetivos

Los objetivos principales del Automóvil Club de Chile, que se constituye como una Corporación de derecho privada sin ánimo de lucro, son prestar servicios a sus socios, favorecer una movilidad más segura y sostenible y el fomento del turismo en Chile.

Servicios a los socios y sus familias. El Club ofrece la asistencia más completa 24 horas al día, en el vehículo, en el hogar, en los viajes o actividades cotidianas. El Automóvil Club de Chile representa y defiende los derechos de los socios como conductores y les ofrece servicios y ventajas exclusivas que hacen su vida más cómoda y segura.
Una movilidad segura y ecológica. El Club también se compromete en la mejora de la sociedad en el ámbito que le es propio: la promoción de carreteras más seguras y eficaces, de vehículos más seguros y ecológicos, y de conductores mejor formados. La protección del medio ambiente es una prioridad que adquiere cada vez más importancia en el Club.
Capacitación y Certificación. El Automóvil Club de Chile, a través de su Escuela de Conductores, capacita a través de sus programas y cursos a miles de personas al año, ofreciendo alternativas de capacitación a personas, empresas y gobierno central. La capacitación por competencias y nuevas técnicas de formación, es un pilar cada vez más desarrollado por el Club y que busca mediante la formación ayudar al progreso del país.
El fomento del Turismo en Chile. El Automóvil Club de Chile ofrece soluciones a las diferentes necesidades de cada momento relacionadas con la movilidad, el ocio y la asistencia, a través de la más amplia oferta de productos y servicios.
En 1938 una modesta motocicleta estilo sidecar fue la precursora del auxilio en carretera de Automóvil Club de Chile.
La grua Nasch del 50, fue toda una novedad en Curicó en 1964.

El Automóvil Club de Chile se quiere posicionar como la entidad número uno en la prestación de servicios al automovilista y como uno de los grandes referentes en la promoción de una movilidad sostenible y en la lucha contra los accidentes de tráfico.

La vocación de servicio, la calidad y valores como el ahorro, la proximidad, la conectividad y la inmediatez son claves en nuestra relación con los socios y alumnos. Para ejecutar su misión, Automóvil Club de Chile se sustenta en cinco pilares y valores básicos:

  • Reputación de la marca: Transmitir en todo momento los valores que los socios atribuyen al Club: Seguridad, tranquilidad y confianza.
  • Calidad de servicio: Excelencia operativa en todos los servicios y actividades organizadas por el Holding.
  • Proximidad: Máxima facilidad de acceso por diversos canales, con una implantación territorial equilibrada y coherente.
  • Fidelidad de los socios: Mantener o aumentar la tasa actual de renovación mejorando la oferta segmentada de productos y servicios.
  • Innovación: Detectar nuevas necesidades y oportunidades y obtener el máximo aprovechamiento del talento del equipo profesional del Automóvil Club de Chile.
Principales atributos

Contamos con una posición de marca de PRESTIGIO y EXCELENCIA, fundamentalmente por ser una marca confiable, con trayectoria, experiencia, entregar un buen servicio, por ende que se RECOMENDARÍA.

El hecho de ser percibida como una marca TRANSPARENTE, de PRESTIGIO y con un EXCELENTE SERVICIO AL CLIENTE, son aspectos de la marca de Automóvil Club de Chile que hoy explican la conducta de Recomendación.

Estudio de imagen y posicionamiento de Automóvil Club de Chile, 2011.

Nuestros presidentes