Una de las grandes preocupaciones de buena parte de las personas cuando llega la primavera es el florecimiento de la alergia. La reacción inmunitaria del cuerpo a elementos extraños provoca una serie de síntomas incómodos para quienes sufren de estas afecciones y no es extraño que se recurra a diversos medicamentos antialérgicos. Sin embargo, muchos de esos remedios son incompatibles a la hora de conducir, ya que pueden provocar fatiga o somnolencia, con lo que aumentan la probabilidad de que se tenga un siniestro vial.


En muchos casos las alergias pueden revestir un alto  un peligro para los conductores por dos causas fundamentales: los propios síntomas y los efectos de la medicación. Conscientes de esta situación que afectan a muchos chilenos, Automóvil Club de Chile entrega las siguientes recomendaciones:


•Viaje con las ventanas cerradas y si decide utilizar el aire acondicionado, verifique que éste se encuentra en buenas condiciones. En primavera, es recomendable utilizarlo en modo recirculación del aire para evitar que el polen se introduzca en el auto.
•Limpie su automóvil con frecuencia. Un vehículo limpio puede reducir notablemente las posibilidades de estar en contacto con agentes alérgenos y para ello, procure usar aspiradora.
•Es preferible evitar viajar con mascotas, si es alérgico. Todo el polen y polvo que traen consigo desde afuera, puede quedar encerrado en tu auto.
•La concentración de polen no es la misma a lo largo del día. Los momentos más sensibles coinciden con la salida y puesta de sol por lo que es recomendable evitar conducir un vehículo al amanecer o al atardecer.
•Ante los primeros síntomas de la alergia es muy importante no automedicarse. Primero, consulte a su médico, puesto que existen antihistamínicos que son totalmente incompatibles con la conducción.
•Ante una sintomatología muy intensa es preferible no conducir y optar por otro medio de transporte.