Si tomaste la decisión de viajar con tu perro es importante tomar ciertas medidas durante el trayecto, sobre todo, si éste será largo. Acá dejamos algunos consejos prácticos para que tu mascota pueda disfrutar el viaje tanto como tú.

 

Antes de partir:

  • Identifica a tu perro: No olvides que lleve collar con una placa que tenga información de contacto en caso de extravío.
  • Visita al veterinario: Es recomendable hacer una visita al veterinario para que le haga un chequeo a tu mascota y te asegure que cuenta con las vacunas pertinentes.
  • Lleva contigo los documentos de tu perro: Intenta portar un certificado de salud de buena salud (por si acaso el animal muerde o ataca a alguna persona).

Durante el viaje:

  • Prepara el lugar donde viajará tu perro: Coloque una manta o una toalla vieja en el asiento para que su perro se sienta más cómoda y, además, cuide el tapiz de su auto.
  • Asegura su jaula o arnés: Asegúrate de que cualquiera de que vaya bien asegurado y que esté bien fijo. Eso evitará que su mascota salga de su espacio o que se golpee frente a un frenazo fuerte.
  • Por ningún motivo dejes a tu perro encerrado en el auto al sol: Es muy frecuente la muerte por golpes de calor en los animales.
  • Ten en ayuno a tu perro: Es recomendable que dos horas antes de viajar no haya comido para evitar mareos en el trayecto, náuseas y salivación excesiva. Cuando termine el viaje, dele de comer como siempre.
  • Usa sedantes si tu perro es muy inquieto: Antes de darle cualquier medicamento debes consultarle a su veterinario.
  • Haz paradas: Si el viaje es muy largo es importante que tu perro elimine el stress, camine, haga sus necesidades y tome agua cada 3-4 horas.
  • No dejes que tu perro vaya con la cabeza afuera: Otro vehículo o algún desecho podrían provocarle heridas en la cabeza. También pueden agarrar frío en las orejas o irritación en los ojos. Además, un perro que asoma la cabeza por la ventanilla puede ser una distracción para otros conductores.
  • Haz del viaje de tu perro algo entretenido: No olvides llevarle su juguete favorito para que se sienta cómodo y relajado.
  • Hidrata a tu perro:  Asegúrate de llevar agua fresca e hidratar a tu mascota a menudo.

En el destino:

  • Ten información de veterinarios cercanos: Infórmese sobre algun veterinario de confianza en el destino elegido. Es mejor saber a quién recurrir ante un eventual accidente o problema de su mascota.