Una alerta de seguridad o recall es una notificación que es emitida por las marcas de automóviles a nivel mundial para reparar defectos de fábrica que podrían afectar la seguridad de sus ocupantes.

Si bien estas alertas son una medida preventiva habitual en el sector y son las propias marcas que están obligadas a reportarlas al SERNAC por indicación de los fabricantes, es un hecho que los recalls a gran escala son un fenómeno mundial que se ha vuelto más común en nuestro país y que obliga a nuestros consumidores a asumir un rol más activo en materia de seguridad, más aún cuando se trata de anticiparse a potenciales riesgos en sus desplazamientos.

La frecuencia de estos llamados no sólo responden a las altas exigencias mundiales que existen en torno a los derechos de los usuarios, sino que a la evolución propia de una industria que cada vez van incorporando más piezas y tecnologías, y que muchas veces se lanzan al mercado antes de estar plenamente probadas. Además, gran parte de las compañías están derivando en terceros el desarrollo y la fabricación de algunos componentes, lo que les permite reducir los costos con estándares definidos, complejizando, eso sí, la mantención de los estándares de calidad. 

Pese a que recalls no necesariamente se deben asociar con algo negativo y el principal riesgo es aquel que puedan producir los propietarios de esos autos al hacer caso omiso a estas advertencias o por no estar debidamente informados. 

Revisa a continuación el listado de las alertas de seguridad de vehiculos publicadas por SERNAC durante este 2018, pincha aquí