A partir del 1 enero, todos los automovilistas que obtengan la Revisión Técnica recibirán un sólo papel que reemplazará el antiguo documento, a raíz del proceso de digitalización -impulsado por el Gobierno- que incluirá un envío del documento al correo electrónico de cada cliente.

El nuevo sistema busca cambiar el funcionamiento de las Plantas de Revisión Técnica (PRT), renovando el antiguo certificado por una hoja común. En concreto, el concepto busca reemplazar la cantidad de copias que se generaban para la Revisión Técnica y el documento que certifica los gases, que en la actualidad entrega hasta cuatro hojas. Asimismo, se le pedirá al dueño del vehículo su correo electrónico para que en la nube quede una copia, que podrá ser impresa en caso que al dueño del auto le roben los documentos o el vehículo.

La modernización en este sistema permitirá que las personas se ahorren el costo del duplicado de los certificados en caso de extravío, el cual corresponde al 25% del valor de la revisión técnica. Además, el documento digital mantendrá la validez en caso de que la planta donde se realizó la revisión tenga que cerrar.

Esta digitalización eleva los estándares de seguridad, poniendo fin a los fraudes, robos de documentación y mercado negro. Según datos recabados por el MTT, desde el 2012 hasta el 2018 se registran cerca de 250 mil documentos de certificados de revisión técnica o de gases, extraviados o robados. Actualmente existen 129 Plantas de Revisión Técnica en todo el país, de las cuales 97 operarán inmediatamente con este nuevo modelo. Las demás mantendrán el modelo anterior porque tienen tecnología antigua y son parte de una licitación que termina en los próximos dos años.