Como parte de la estrategia de electromovilidad que está impulsando el Ejecutivo, los Ministerios de Transportes, Energía y Medio Ambiente, junto a la Intendencia Metropolitana, oficializaron la adjudicación de 60 nuevos taxis eléctricos para el sistema de transporte público de la capital.


Según informaron las autoridades, de las 144 ofertas que se presentaron para esta licitación, 60 automóviles eléctricos para el transporte de pasajeros fueron adjudicadas para comenzar a operar a partir del último trimestre de este año en el Gran Santiago. El objetivo de esta medida es subir drásticamente la flota de “electrotaxis” en la ciudad que sólo anota tres de estos vehículos, mejorar la experiencia de los usuarios con la movilidad eléctrica y así contribuir directamente a reducir las emisiones de C02 que provienen del sector del transporte.


Esta medida es parte de una estrategia a largo plazo del Ejecutivo para fomentar la movilidad eléctrica en las principales ciudades del país y que incluye el debut de 200 buses eléctricos para el Transantiago para fines de este año. Desde el Ministerio de Transportes informaron que en la nueva licitación del sistema se incluirán fomentos para el ingreso de más buses eléctricos y se contemplará la construcción del primer “electrocorredor” en Avenida Grecia para así elevar el estándar de calidad de los servicios.


Para los próximos meses la cartera de Transportes abrirá una nueva licitación de 125 taxis eléctricas para la Región de Valparaíso y se pretender culminar este 2018 con cerca de 400 “electrotaxis” a lo largo de todo el país.