El futuro del transporte será más eléctrico, y como sociedad debemos estar preparados para que esta modalidad se materialice de la manera más eficiente posible. Los autos eléctricos llegaron para quedarse y se han transformando en un pilar fundamental en el diseño de las ciudades del futuro, que hoy están apuntando hacia una movilidad cada vez más eléctrica, conectada, autónoma y compartida. 


Mayor aceleración, economía de combustible y cuidado del medioambiente, además de una menor emisión de ruido y costos de operación más bajos, son las principales razones para subirse a un automóvil eléctrico. A continuación, conoce las numerosas ventajas que tienen estos autos en relación a los de combustión: