Este año comenzará a regir la restricción vehicular obligatoria para los automóviles catalíticos, medida que apunta a disminuir la emisión y concentración del material particulado fino en Santiago. Esta medida, que antes se aplicaba solo en preemergencia y emergencia, será una medida permanente para este invierno y afectará sólo a aquellos vehículos con sello verde fabricados antes de septiembre del 2011.

LO QUE DEBES SABER

La medida regirá a contar del 1 de mayo hasta el 31 de agosto

Los vehículos con restricción tendrán un calendario de dos dígitos por día -y cuatro en caso de emergencia ambiental, lo que impedirá el tránsito de estos autos al menos 16 días en los meses de invierno.


Esta iniciativa afectará a más de un millón de vehículos, de los cuales el 61 % son catalíticos.

  • Para fiscalizar que los automovilistas cumplan con la normativa, el programa de fiscalización del Ministerio de Transporte utilizará las 340 cámaras instaladas en las vías exclusivas, corredores y pistas “solo buses” del Transantiago.

El plan Santiago Respira busca reducir 60% de las emisiones del peligroso material particulado fino (MP 2.5). Además de la restricción permanente, otras de sus medidas que entrarán en vigencia este año son la prohibición del ingreso de camiones al interior del anillo Américo Vespucio, mayores exigencias al control de emisiones en las plantas de revisión técnica y definir los incentivos a la compra de vehículos híbridos o eléctricos.