Este seguro cobra relevancia siempre en los primeros meses del año. Pese a que su contratación es obligatoria, existe aún gran desconocimiento en la ciudadanía sobre sus alcances y beneficios para todas las personas que se puedan ver afectados en un siniestro vial. En medio de la dura competencia que anualmente  enfrentan las compañías de seguros, bancos y el retail por atraer a los propietarios de vehículos para contratar el SOAP, conozca sobre cómo opera, sus coberturas y condiciones para hacerlo efectivo. 


Alcances del SOAP 

•El SOAP no incluye daños materiales causados a otro vehículo, ya que solo está destinada  a proteger a las personas que hayan resultados lesionadas o fallecidas como consecuencia de un siniestro vial. No solo incluye al conductor del automóvil, sino que a las personas que están siendo transportadas en él y a terceros, como puede ser un peatón o un ciclista.

•Su cobertura permite pagar gastos de hospitalización o atención médica, quirúrgica, farmacéutica y dental, o de rehabilitación de una persona que sufra un accidente de tránsito. En caso de invalidez o muerte indemniza al afectado o a los  herederos, según corresponda.

•Ante un siniestro vial el SOAP tiene preferencia frente a cualquier otra prestación cubierta por una Isapre o Fonasa u otro seguro complementario de salud o accidente.

•Si el propietario quiere sacarle más provecho a esta póliza se recomienda fijarse en las facilidades que entregan las compañías para hacerlo efectivo, en la red de sucursales disponibles y en los servicios adicionales que puedan ofrecer, como son los teléfonos de urgencia o asistencia.

•Como recomendación, se debe comparar y cotizar precios, tanto en la venta presencial como en Internet, dado que las coberturas de este seguro están fijadas por ley y son las mismas en todos los casos.