El impuesto verde es un gravamen que se implementó hace cuatro años y que afecta a todos los automóviles livianos y medianos nuevos que se comercializan en el país. El objetivo de esta medida busca desincentivar la compra de vehículos que generan una mayor cantidad de emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y paralelamente, concientizar a la ciudadanía para que privilegien vehículos más eficientes.

Para aquellos que aún desconocen este tributo al momento de comprar un vehículo nuevo,  los autos con menores emisiones y mayor rendimiento pagan un menor impuesto que aquellos más contaminantes y menos eficientes. Este impuesto no aplica para aquellos vehículos de trabajo, es decir, están exentos aquellos que están destinados al transporte de pasajeros con capacidad de más de 10 asientos (incluido el conductor) y camiones, camionetas o furgones de más de 2.000 kilos de capacidad de carga útil.

La fórmula en que se efectúa el cálculo se base en tres factores: niveles de rendimiento urbano (km/l), emisión de gases (óxido de Nitrógeno) y precio de venta.  Sin embargo, existe una forma más sencilla para que el usuario conozca el valor que deberá cancelar y esto se puede hacer por el sitio web del Servicio de Impuestos Internos (SII):

https://www4.sii.cl/calcImpVehiculoNuevoInternet/internet.html