La iniciativa, impulsada por Automóvil Club de Chile, busca facilitar la vida independiente y reinserción de personas con discapacidad auditiva, mediante el acceso a la conducción de un vehículo motorizado.
Con el objetivo de impulsar la inclusión en el sistema vial de aquellas personas con discapacidad auditiva Automóvil Club de Chile iniciará próximamente el primer curso formal de conducción para sordos del país, con el cual podrán optar  a obtener la licencia Clase B.


Esta iniciativa pionera en Chile, que es parte del programa de inclusión de Automóvil Club llamado “Más Movilidad”, permitirá que aquellas personas en situación de discapacidad de origen auditivo puedan acceder por primera vez a un curso formal de conducción, que incluye evaluaciones y metodologías de aprendizaje que están diseñados especialmente para ellos, y a través de las cuales podrán adquirir las habilidades y aptitudes necesarias para obtener la licencia no profesional.


“No existe limitación para que las personas con discapacidad auditiva puedan realizar el examen de conducción y ser portadores de la licencia no profesional. El proceso de otorgamiento de este permiso debe asegurar la igualdad de oportunidades a todos los postulantes. Cabe señalar que actualmente varios municipios les niegan esta opción a muchas personas con discapacidad auditiva, sin ni siquiera haber evaluado sus habilidades conductivas”, sostiene Alberto Escobar, gerente de Movilidad de Automóvil Club de Chile.  


El curso, que constará de 60 horas entre clases teóricas y prácticas, se impartirá en las próximas semanas en Talca y contemplará la participación de 10 personas en situación de discapacidad de origen auditivo de la Región del Maule. Para velar por un aseguramiento real de la incorporación de contenidos por parte de los alumnos, el curso incorporará el apoyo de una profesional especializada en lengua de señas, que tendrá la misión de introducir los conceptos y sistematizar la información a cada uno de los estudiantes, de acuerdo a la formas de comunicación que a éstos más les acomoda .
En tanto, para la  ejecución de las clases prácticas los instructores de Automóvil Club de Chile también fueron capacitados en la comunicación de señas para ser más efectiva la metodología de aprendizaje, y lograr que los alumnos puedan desarrollar las habilidades y aptitudes necesarias que les permitan conducir con responsabilidad. 


Según Soledad Santelices, impulsora de este proyecto y encargada del programa Más Movilidad, la metodología de aprendizaje que se aplicará en las clases prácticas es la misma que hoy se ocupa en Estados Unidos para educar formalmente a las personas con discapacidad auditiva. “La evaluación de los alumnos será permanente y el empleo simultáneo de señas y habla tiene como propósito facilitar los intercambios comunicativos entre los alumnos y los educadores oyentes, constituyéndose de esta manera en un facilitador del aprendizaje del lenguaje oral”.


Proyecto se iniciará en Talca con 10 alumnos.