La modernización del transporte público de Santiago está a punto de sumar otro importante hito. Esto porque antes de fin de año, se inaugurará el primer electroterminal de Latinoamérica, un espacio de carga, control y gestión de flotas para los primeros 100 buses eléctricos de Santiago.


El terminal, implementado por MetBus y Enel, está ubicado en Peñalolén y ya cuenta con un 80% de avance en sus obras, lo que a juicio de la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, representa un avance trascendente para la modernización del transporte público de la capital.

El electroterminal contará con 63 puntos de carga para buses eléctricos y 11 estacionamientos solares diseñados para soportar paneles fotovoltaicos que generan energía eléctrica para la operación de los buses y las instalaciones del terminal. Asimismo, este recinto contará con controles de gestión de carga inteligente, únicos en el mundo, que tendrán la capacidad de administrar de forma efectiva y en tiempo real el abastecimiento de energía de los buses, optimizando su consumo energético.



Los buses eléctricos llegarán a mediados de diciembre a Chile para su entrada en operación. Las autoridades confirmaron que estos buses no generarán impacto en cuanto a emisiones contaminantes y además, se constituyeran en una alternativa más económica en cuanto a su operación, que alcanza un 70% menos en comparación a los buses convencionales diésel. El costo por kilómetro es de 70 pesos para los buses eléctricos, mientras que el de un bus tradicional se eleva a los 300 pesos por kilómetro.

Cada bus de este tipo tendrá 12 metros de largo y una capacidad para 81 pasajeros, los que recorrerán cinco comunas de la Región Metropolitana, convirtiendo al corredor Grecia en un trayecto sustentable y único en su tipo.